Antonella Bellini: Nadando hacia la integración

Inició su carrera como un pasatiempo, pero el talento innato que demostró en el agua, le otorgan una gran proyección en el deporte paralímpico.

Antonella Bellini ha pasado los tres últimos años descubriendo y perfeccionando su talento: el nado. Con trece años y a las puertas de la adolescencia, esta alumna del Colegio Santa Victoria de Peñalolén aprendió que en su aparente discapacidad auditiva, se esconde una mentalidad ganadora.

“Siempre ha sido una persona de mentalidad positiva, pues sabe lo que puede dar”, nos comenta Margarita Zamudio, madre, interlocutora y su inseparable compañera de aventuras.

antonella_bellini

Antonella posee un 60% de discapacidad auditiva, que le obliga a utilizar un audífono que le permite paliar esta situación. Pese a ello, “esto nunca ha sido tema para ella. Ha crecido con ello y desarrolla una vida completamente normal”.

Su aventura en las aguas se inició como un pasatiempo, pero los buenos resultados no tardaron en llegar. A través de un taller de la Fundación “Mis Manos También Hablan”, dirigido por el profesor Diego Manso, el talento de Antonella salió a flote.

“Diego tenía una invitación a participar de un torneo en Las Condes e insistió que Antonella debía participar”, señala su madre. El resultado fueron dos primeros lugares en 25 m. nado crol y espalda. “Ahí nos dimos cuenta que esto iba en serio”.

8

Actualmente está federada por la Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile, y se espera ser parte de los próximos 1° Juegos Deportivos Sudamericanos de Sordos a realizarse en Brasil entre el 15 y 23 de noviembre próximo.

Sus planes a largo plazo son seguir una carrera universitaria, idealmente ligada al mundo del deporte, la que podría desarrollar con la ayuda de un tutor, a través de un beneficio del Servicio Nacional de Discapacidad (SENADI).

Antonella es parte de la Rama de Natación de la Cordep, a cargo del profesor Jaime Contreras, y en donde su madre señala, “ha crecido como persona y la ha hecho más extrovertida, pues una vez en el agua, se convierte en una ganadora”.

Tu opinión nos interesa