Huracán Rollers descolló en San Miguel

El pasado 27 y 28 de mayo, las pequeñas patinadoras artísticas consiguieron quedarse con el trofeo de Campeonas de Liga Adepa (Asociación de Patinaje Artístico) en el Gimnasio Olímpico de San Miguel. Se trata de su primer logro en 2017.

Seis años de trabajo que rinden frutos y satisfacciones. Así lo sabe la formadora Gricel Miranda, quién semana a semana realiza el trabajo preparatorio y formativo, tanto del Escuela, Selección y Rama de Patinaje Artístico de Peñalolén, que funciona cada semana en el Polideportivo Sergio Livingstone y Velódromo de Peñalolén.

“El Patinaje Artístico pasa por un excelente momento en Chile y Peñalolén. Nuevos clubes, espacios y formadores han elevado el nivel de exigencia, haciendo de ésta, una disciplina muy competitiva”, señala Gricel Miranda, entrenadora de Huracán Rollers.

Esto se ha traducido en la formación de un grupo de atletas de gran calidad, divididos en tres niveles para potenciar su formación: Escuela, nivel de iniciación; Selección, nivel intermedio; y Rama, con miras a la competencia.

El nivel competitivo “tiene junto con lo deportivo, una preparación física y de expresión corporal, que complementado con el apoyo de un sicólogo deportivo; permiten a las niñas manejar de mejor manera el estrés propio de las competencias”.

Asimismo, una de las claves del éxito, señala Miranda, es “concentrarse en las motivaciones personales de las niñas, volcándolas hacia lo deportivo”. El resultado se hizo patente el pasado 27 y 28 de mayo, en donde las patinadoras consiguieron el primer lugar del Campeonato Liga Adepa (Asociación de Patinadores Artísticos de Chile), realizado en San Miguel y en donde participaron 300 atletas de clubes de todo Chile.

“Como club quedamos muy satisfechos con nuestra primera competencia del año. Como formadora, estoy muy orgullosa de cada una de nuestras niñas, que se han tomado el deporte como algo integral en sus vidas”.

Vida sobre ruedas

Huracán Rollers tiene en sus filas alumnas que van desde los 5 hasta los 15 años, siendo un desafío permanente, la coordinación entre deportes y estudio. Seis años de trabajo, dan cuenta del fortalecimiento que ha vivido el club desde su génesis como taller de la Corporación de Deportes de Peñalolén.

“Hay un compromiso transversal, desde los apoderados hasta las niñas. Hoy contamos con una inversión importante en materiales de trabajo, que ha sido adquirida durante todos estos años”, nos comenta Gricel.

Gricel Miranda (al centro) levanta el Trofeo de Campeonas.

Su gran norte es la excelencia. Para ello, se han planteado como objetivo preparase anualmente para alguna competencia internacional de la especialidad. Primero fue Mendoza (2014), Rosario (2015), Brasil (2016); y este año será Cuenca, Ecuador.

Pese a que son travesías de costos elevados, “el entusiasmo y las ganas de trabajar se mantienen intactos. Seguiremos soñando y trabajando para cumplir nuestros anhelos conjuntos como club y deportistas”, sentencia.

Tu opinión nos interesa